La campaña de sensibilitzación sobre el Alzheimer de CEAFA llega a Catalunya

cartell campanya CEAFA

"La nueva cara del Alzheimer" es el lema elegido para la primera campaña de concienciación y sensibilización social contemplada en el futuro) Plan Nacional de Alzheimer. Está previsto que después de esta, se hagan más de carácter más específico o centradas en aspectos más concretos con vinculación clara con la enfermedad y, sobre todo, con las necesidades y consecuencias que genera.

 

Para difundir la campaña, dos autobuses recorrerán toda la geografía española acercando a la sociedad este tema. El próximo 21 de octubre llegan a Barcelona para informar, concienciar y sensibilizar a la población.

 

Como campaña de lanzamiento, “La nueva cara del Alzheimer” pretende ofrecer una visión general que dé paso, posteriormente, al análisis de temas particulares. Pero introduciendo, a la vez, una visión distinta de la que habitualmente se busca trasladar cuando se aborda esta materia.
Hasta ahora hemos considerado siempre que el Alzheimer y las demencias son cosas vinculadas con personas mayores, con la edad; se asocia muchas veces el hecho de envejecer a la pérdida progresiva de facultades y a la aparición de enfermedades, algunas de ellas leves, otras crónicas y otras degenerativas y/o terminales. Esto es un hecho y no se puede cambiar. Es el precio que hay que pagar por vivir cada vez más años. Y en este vivir cada vez más se encierra, en parte, el hecho de que las personas mayores de hoy son distintas de las de hace, por ejemplo, 20 años, pero también lo serán de las que dentro de 20 años sean consideradas como personas mayores. En cualquier caso, los mayores de hoy en algún momento fueron niños. Desde aquella infancia hasta la actualidad la ciencia ha avanzado, pero no ha podido impedir que un importante porcentaje de la población mayor padezca Alzheimer u otra demencia.
Por ello, como eje central de esta campaña, se consideran a los niños de hoy que dentro de unos años serán adultos mayores. Estos niños pueden ser nuestros hijos, sobrinos, incluso nietos; seres inocentes que deberían estar privados de cualquier dificultad, problema o enfermedad; al menos eso es lo que la mayoría de los padres desean para sus hijos.
Y, sin embargo, los niños de esta campaña son los potenciales enfermos dentro de 40, 50 o 60 años, lo cual debería hacernos reflexionar en positivo sobre el problema de las demencias. En absoluto es demagogia o se busca crear una innecesaria y estéril alarma social. Al contrario. Lo que se pretende es “poner las cartas encima de la mesa” sobre la situación actual del Alzheimer, reflexionar sobre lo que se sabe y lo que se ignora y, sobre todo, tomar conciencia de la necesidad de seguir trabajando con más intensidad para, en la medida de las posibilidades, impedir que estos niños sufran, padezcan o convivan con la demencia en el futuro.
Por ello, los niños de hoy que mañana serán personas mayores deberían inspirar reflexiones como las que siguen:

  • El Alzheimer nos puede tocar a todos y, por tanto, es básico que nuestras sociedades estén concienciadas sobre este problema sociosanitario
  • Es necesario invertir más en investigación biomédica para lograr mayores avances tanto en prevención, como en tratamiento, cronificación o, en su caso (ojalá), curación
  • Es fundamental invertir en investigación social y sociosanitaria para, mientras la anterior no va logrando objetivos que de ella se esperan, poder contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas
  • Es básico que las Administraciones vayan también tomando conciencia sobre la necesidad de invertir en recursos sociosanitarios en cantidad y calidad suficientes para atender no sólo a la población actual, sino también a la que está por venir (no olvidemos que ya no tenemos pirámide poblacional, sino una seta provocada por el mayor número de defunciones que de nacimientos); en 2040 España será el país del mundo con mayor esperanza de vida, así que aún se agravará más el problema del envejecimiento
  • Trabajar poniendo siempre a la persona en el centro de atención, respetando su dignidad y atendiendo a la satisfacción de los derechos que le son propios
  • Alertar, también, sobre ese nuevo colectivo (9-10% del total) de personas diagnosticadas por debajo de los 65 años y que requieren de unas atenciones específicas (para las que todavía nadie se ha preparado, o lo están haciendo de manera tímida…)”

Muy pronto os informaremos del recorrido del autobús por la ciudad. 

 

Tags: 

  • Pulsera QR